Agility

¿Qué es Agility?

Es una disciplina en la que los perros, conducidos por sus guías, han de superar diversos obstáculos en un orden establecido, poniendo a prueba su inteligencia, obediencia, concentración, sociabilidad y su agilidad. Es necesario que los participantes posean las bases elementales de una buena preparación en obediencia y educación canina. El Agility no es una carrera de velocidad, sino una competición de habilidad y destreza.

Los obstáculos son siempre los mismos, pero la posición y el recorrido se modifican con el fin de evitar cualquier mecanización del perro. El trazado del recorrido debe realizarse en un tiempo que no puede superar el determinado por el juez de la prueba.

La colocación de los obstáculos y el orden en realizarlos los determina el juez. Un número al pié de cada obstáculo indica el itinerario a seguir. Antes de comenzar la prueba, los guías realizan un breve reconocimiento sin el perro, con el fin de memorizar la pista y estudiar la forma de realizarla. Se debe procurar guiar al perro con la mayor claridad y exactitud durante todo el recorrido, y se debe encontrar el justo equilibrio entre el control del perro para evitar fallos en los obstáculos, y la velocidad de ejecución para entrar en el tiempo fijado.

El perro realiza el recorrido sin collar ni correa, y el guía no debe llevar nada en sus manos durante el recorrido. El desarrollo de la prueba consiste, en que el guía coloque a su perro detrás de la línea de comienzo, cuando el juez lo ordene, dará la salida, cuando el perro cruce la línea de salida se pondrá en marcha el cronómetro. El guía puede utilizar todo tipo de órdenes verbales y señales acústicas, con la condición de no tocar voluntariamente al perro o los obstáculos.

El final del recorrido y del cronometraje tendrá lugar cuando el perro cruce la línea de llegada. El terreno necesario para la instalación de un recorrido de agility, debe tener una superficie mínima de 20X40 metros, aunque la medida ideal es de 30X40 metros. El recorrido propiamente dicho tendrá una longitud entre 100 y 200 metros y según la categoría de las pruebas comprenderá de 15 a 20 obstáculos.

  • Cookie
  • Blade Pasarela
  • Shila
  • Laika-1
  • Cookie

El terreno más aconsejable es el tipo natural, césped, arena o bien tierra mezclada con serrín, etc. En el caso de celebrarse en el interior de un reciento cerrado, los perros no deben competir sobre materiales duros, tales como baldosas, cemente,… ni cualquier otro elemento de naturaleza deslizante. Cuándo se trate de esta circunstancia se incorporará una capa de arena apelmazada, moqueta, caucho, césped artificial o similar, para evitar que perros y guías puedan resbalar y producirse lesiones innecesarias como consecuencia de caídas accidentales, etc.